lunes, 9 de agosto de 2021

Siete piezas chinas 2006 Guía didácica


 Tres años pasaron desde la publicación del primer álbum. Siete piezas chinas 2006 surge inspirado en el tangram(juego/arte chino tradicional) cuando impartía clases de Educación artística con sus alumnos.

El título hace referencia a las siete piezas que componen el tangram así como al número de composiciones (teniendo en cuenta que la última es una versión de la primera).

A partir de este álbum comienza un estilo más personal basado en lo conceptual, del cual no se desprendería a lo largo de su trayectoria discográfica.



Este trabajo conceptual está inspirado en la música tradicional china vista desde la perspectiva de un occidental y añadiendo personalidad a la misma. Fue creado íntegramente en el workstation T1 de Korg.La instrumentación oriental está muy presente, así como las escalas propias dela música oriental.


La partida, la creación o como quieran llamarlo, comienza con la disposición inicial de las piezas formando un cuadrilátero. 
Musicalmente el glockenspiel pone ese carácter de juego, mágico, infantil apoyado por el pizzicato de las cuerdas. El piano va dibujando la melodía apoyado por este fondo y con intervenciones de la cuerda frotada a modo de repetición o respuesta.


Una de las figuras que suelen ser populares es la del danzarín. Musicalmente se alternan los tempos como si de una danza se tratase. Aparecen más instrumentos asiáticos como el Gu_Zheng chino o Koto japonés oel sanxian chino o shamisen japonés incorporándose a la orquesta clásica. 


La lámpara es una figura menos conocida, berekekê quiso recrear una escena dramatizada de un suicidio a la luz de una lámpara. Es una composición con un marcado componente de la música escénica. Los primeros compases, en los cuales dominan los pads o sonidos efectistas y sintetizados, simbolizan un estanque junto ala casa en una noche sosegada. El continuo ostinato del piano con cadencia descendente oriental, representa el paso del tiempo, la acción, etc. Algunas interrupciones presagian una situación tensa que va a producirse y que se resuelve con un plato en reverse. La flauta china define el triste desenlace. El piano vuelve a sonar simbolizando de que todo alrededor continúa su curso. 


El gato es también una de las figuras populares del tangram. Aquí, el compositor representa un diabólico gato en frenética acción. Musicalmente los cascabeles reafirman la presencia del animal cuya calma se rompe al oír el timbre en la puerta. El piano lleva el dinamismo y el ritmo necesario, apoyado por las cuerdas principalmente.


Otra de las figuras poco conocidas es de Montañas que se opone con su serenidad y majestuosidad al tono desenfadado de El gato. La composición es básicamente pianística con algunos efectos sonoros para engrandecer la imagen visual que se quiere representar. La cuerda hace una pequeña incursión.


Mariposas no es una figura muy conocida en el tangram. Musicalmente berekekê retoma el glockenspiel para darle ese carácter juguetón, mágico del revolotear de estos coloridos y atractivos insectos.  El piano sigue jugando un papel importante, pero es la cuerda, imitando al erhu la que simboliza el movimiento como si dibujaran figuras en el aire.


La última figura que pone fin a las piezas (exceptuando el regreso a la posición inicial) es el monje. Se reaviva aquí ese espíritu filosófico del budismo arraigado en el compositor en sus años de juventud. La composición fue más elaborada. se realizaron samplers de campanas, trompas y cuencos tibetanos. La estructura de la pieza debe ser entendida como un mantra, con un repetido patrón del piano junto a otros instrumentos de percusión. Se irán incorporando los instrumentos antes citados como referencias contextuales. Finalmente la cuerda, en puro estilo orquesta china, presentará la melodía cargada de intensidad y sabor oriental.



Finalmente, las figuras vuelven a su posición original. El cuadrilátero cierre es una versión de la primera pista de este álbum. En ella, berekekê enfatiza el carácter del ciclo vital. Todo comienzo tiene un fin. 













Arquitextura 2020

  Arquitextura 2020 es un álbum que rompe diametralmente con la trayectoria compositiva seguida hasta el momento por berekekê. Abandonando e...