domingo, 5 de septiembre de 2021

Arquitextura 2020

 




Arquitextura 2020 es un álbum que rompe diametralmente con la trayectoria compositiva seguida hasta el momento por berekekê. Abandonando el formato tonal, el artista se sumerge en el mundo de las texturas en un trabajo laborioso y complejo.


El título del álbum es, como no podía ser de otra manera, una fusión de los términos arquitectura y textura.

Inspirándose en determinadas construcciones ora humanas ora naturales, el compositor trabaja sobre este nuevo concepto  tras el agotamiento del ciclo anterior.


No obstante, el álbum presenta aún estelas de su pasado fuertemente arraigado en la tonalidad y la modalidad. Además, existe un interés por los trabajos del recientemente fallecido Murray Schaffer sobre el paisaje sonoro. Las librerías de sonido han sustituido completamente al legendario Triton Extreme de Korg de trabajos anteriores y el autor incorpora además instrumentos acústicos o elementos sonoros naturales a estas composiciones. 



La gran mole de hierro que descansa a orillas de El Sena y la cual tuve la oportunidad de visitar indudablemente requería de un material muy “metálico”, denso, pesado, chirriante y gigantesco. A la hora de seleccionar los materiales sonoros tenía la certeza de que esta pieza debía guardar una estrecha relación con lo material, lo estático y punzante de su estructura. La pieza discurre sobre cuatro partes que se van ensamblando y superponiendo de tal manera que al igual que una arquitectura determinada, los primeros elementos permanecen siempre ahí. Por eso, la base se sustenta en sus cuatro pilares que al ser de mayor grosor también está relacionada con los sonidos más graves y largos, así como un tempo más lento. En esta base se encuentran “los cimientos” de las otras que componen la totalidad. Para ello, se busca el recurso de partes de la fuga con sujetos, respuestas y contrasujetos que dan una percepción de ascenso en tempo con variaciones de altura y utilizando la disminución. A su vez, al igual que El bolero de Ravel, se trata de un modelo recurrente alterado por las cualidades sonoras antes mencionada de tempo, altura y duración. Incluso podríamos decir también timbre, ya que se tornan más brillantes a medida que se alcanza la cúspide. Se compone en total de cuatro ciclos: la base o presentación del tema, el desarrollo propiamente dicho, una larga coda y una pequeña conclusión que coincide con el punto más alto de la Torre Eiffel. En la base, son fácilmente identificables los cuatro pilares que las sostienen (en total sumarían unos 60 compases de 4/4 equitativamente dividido por cuatro). A medida que nos aproximamos a la confluencia de las partes, éstas a su vez también se van difuminando. Podemos decir que sería a escala el tiempo necesario en rodear la torre. .

 

En relación con el paisaje sonoro arriba mencionado, una “supuesta” voz de Eiffel en el fonógrafo y algunas frases en francés del discurso que ofreció en la inauguración entre otros.



Casa de chocolate es una pieza más corta que combina diversos elementos. Se estructura en las siguientes partes:

 

• El bosque: cuando imaginamos una casa de estas características uno intuitivamente se traslada a un paisaje bucólico, onírico o imaginario.

• Transición primera. Los sonidos del bosque se van alterando, dando lugar a los efectos sonoros protagonizados por las transformaciones, las flautas de émbolos sintetizadas, etc.

• Lo infantil: en esta sección el ritmo percusivo, la naturalidad de un bebé nos retrotraen al mundo de los recuerdos que se asocian con el chocolate.

• La sustancia líquida. Se inician una serie de componentes líquidos densos que conforman el proceso de elaboración con un toque artístico.

• La solidificación: por último, las transiciones de las escalas sintetizadas propician la solidificación en un efecto sonoro aumentado exponencialmente.

El gran reto era no caer en la tentación de concebir una banda sonora, aunque existan elementos o determinados ritmos que no llegan a configurarse como motivos o frases en esa dirección. 



Las famosas cuevas de Nerja. de estalactitas y estalagmitas de Nerja en Andalucía es toda un plato servido a los sentidos. Mi visita tuvo lugar en mi infancia y apenas tengo un vago recuerdo (desde luego no sonoro), como a cualquier niño le impresionó aquellas formaciones que se erigían con sus peculiares y caprichosas formas.

 

Para un compositor es una delicia trabajar con ese tipo de campos sonoros donde todo se difumina. Por esa razón, he intentado dar “claridad y limpieza” a los sonidos y efectos que indudablemente se ven sometidos a las consideraciones del espacio y tiempo sonoro del lugar.

 

 

La pieza está distribuida en las siguientes partes.

• Acceso al lugar, en el que predomina el paisaje sonoro propio de Schaffer, sin apenas alteraciones.

• Acceso a la cueva: con una transición en el que se cambia de campo sonoro, propio de las salas de pocas dimensiones.

• Acceso a las galerías, donde se aprecian los primeros elementos sonoros de las gotas y el elemento líquido y adquiriendo más profundidad y volumen por efecto de la reverberación.

• Sala del Cataclismo: es una sala peculiar en la que se desplomaron algunas de las formaciones rocosas dando al lugar un aspecto realmente tétrico. El volumen ha adquirido progresivamente su máxima dimensión donde la reverberación y el eco se mezclan junto con los sonidos graves y los intervalos cromáticos. Es la parte más densa.

• Sala de la Cascada: en esta sala se ofrecen conciertos y espectáculos desde casi su inauguración. Es la parte más artística donde se da una tregua en beneficio de elementos más melódicos.

• Final del viaje: progresiva recuperación del campo sonoro natural.



Templo es una pieza que debe ser entendida desde lo espiritual, es decir, el templo del alma o como quieran llamarle, es la construcción que sostiene los principios humanos, los valores y que está por encima de lo mundano.

 

La pieza se divide en tres partes:

 

• Entran en escena los campanólogos y/o cortinas. En esta primera escena musical he querido intencionadamente forzarles a agudizar el oído. Nos hemos acostumbrado a un umbral sonoro muy alto y hemos despreciado muchos timbres y sonoridades que están por debajo del estándar actual. Estos sonidos aparecen sin ningún tipo de efecto espacial añadido.

• La sección de los platos, gongs y percusión pesada que confluyen a un espacio sonoro algo más camerístico.

• La oración en canon de los monjes que es la parte más representativa de la pieza.



A diferencia de la pieza anterior, Catedral es una obra que, aunque se ubique dentro del tratamiento del mundo de lo espiritual, también representa a toda una civilización. El simbolismo religioso de Occidente en su máximo esplendor. Por ello, no sólo hablamos de la arquitectura espiritual, que también lo es, sino adherida a su conexión mundana. Una catedral representa un logro de lo humano frente a los materiales y frente a sí mismo.

 

 

La pieza consta de tres partes.

 

• Introducción: en la que se pretende buscar la relación entre la luminosidad de las vidrieras o los ventanales, la densidad del espacio y el contexto en el canto litúrgico.

• Gárgolas: partiendo de la propia etimología de la palabra, encontramos aquí la profundidad sombría y demoníaca de estas figuras que formaban parte de la iconografía de las catedrales, especialmente góticas, en las que son animadas con sus “vuelos nocturnos” pesados y de gran contenido dramático.

• Miserere: a la arquitectura de las catedrales le acompañó no exclusivamente la grandeza de sus pinturas y sus esculturas, sino también la de sus composiciones musicales creadoras de joyas algunas conmovedoras que están imbricadas en la misma génesis que rodea a estas moles de piedra y sus significados. El miserere se construye sobre las voces contraltos reforzadas por tenores y bajos (Rex) y difuminándose en las voces blancas adquiriendo otra tonalidad y carácter con las sopranos.

 


Cuerpo  entrañaba una gran dificultad. Sin duda, el cuerpo es la maquinaria más compleja jamás producida que abarca desde sus microestructuras hasta su totalidad. Es imposible recrear algo tan inmenso. Por ello, decidí que era mejor acotar las posibilidades para que, sin renunciar al concepto arquitectónico del mismo, fuera asequible y con cierta coherencia. Los ritmos circadianos me permitieron encontrar una manera de organizar los elementos y dar equilibrio y simetría al resultado.

 

Estructura de la obra. Un continuum que se articula en los diferentes ritmos circadianos. El tictac del reloj marca la observancia del tiempo invariable a lo largo de la pieza. Se suceden una serie de texturas encabezadas por sonidos de larga duración que corresponden a distintas funciones del organismo: la temperatura, los latidos, los fluidos internos y más adelante los mecanismos intestinales y hormonales. Hay que añadir además la presencia de los “sonidos reales” que en determinados momentos se sobredimensionan por medio del sonido sintetizado.

 

Lógicamente, como ya hemos dicho, no es posible construir una obra con la infinidad de componentes que intervienen en esta gran arquitectura que es el cuerpo de un organismo, en nuestro caso concreto, el humano. No existe tampoco una correlación exacta o sincrónica de los diferentes momentos en que hacen su aparición los ritmos circadianos, sino otorgándole una licencia artística dentro de un friso horario relativo.

 


Colmenas es una pieza breve donde los elementos están muy concentrados. Algunos documentales de interés me ayudaron a comprender mejor este fabuloso mundo de la arquitectura de las abejas.

 

La obra se estructura en una escala hexátona (imitando la forma de seis vértices de cada celda) en sucesivas repeticiones descendentes (la colmena se construye de arriba abajo). Sigue un modelo de retardo de las escalas similar a la técnica del compositor Steve Reich. Estas superposiciones forman la estructura principal de la pieza, el resto son elementos adicionales que enriquecen el material sonoro.



Para esta obra arquitectónica taiwanesa era muy importante combinar las texturas y los elementos naturales con los urbanos. De este modo se producía una “lucha” entre unos y otros, o la tentativa del primero de sobrevivir sobre el segundo que era su dominio natural.

 

Para ello se distinguen los siguientes elementos:

 

• Torre central. Con un sonido envolvente que representa su forma circular y por un ritmo constante a modo de “corazón vital”.

• Torres helicoidales. Son las que le dan el aspecto característico y se sustenta en un tema con variaciones en escalas pentatónicas de Do y Sol respectivamente.

• Ruido de la calle que va difuminándose a medida que “subimos” por las torres

• Aves endémicas: que siguen la progresión inversa a la anterior siendo más “limpias” a medida que avanzamos en la pieza.

• Instrumentos de tradición china: que imitan el canto de las aves anteriores.


La Naturaleza está llena de cosas insólitas, grandiosas y exóticas. Estas plantas son apenas una muestra de todas ellas.

 

Es una pieza de corta duración inspirada en los restos del imperio jemer de Angkor (Camboya) en el cual las tetramelaceae han ocupado el lugar de la arquitectura construida por dicha cililización.

Consta de una única secuencia en la que se intenta combinar y simbolizar un lugar inhóspito al que acuden miles de curiosos y que salvo la especie macaca fasciularis y algunas aves, no hay otro sonido de vida al menos audible al ser humano. El ritmo cadencioso muestra el acontecer de un tiempo lento en aquellos parajes. Se combinan sonidos potentes que representan por un lado el nuevo dominador (tetramelaceae) y el viejo dominado (templo). Algunos efectos de sonido reverso invitan al crecimiento de largas raíces y ramas que cubren todo el espacio posible.


Los famosos castillos de algodón en la región de Turquía son presentados aquí como una pieza de estructura única inspirada en los sonidos locales y de corta duración. El agua se convierte en el elemento esencial.



Ubicado en el desierto de Arizona, el cañón del antílope es una de esas bellezas extraordinarias de la Naturaleza.

 

La pieza se compone en estructura única, utilizando elementos contextuales, como la flauta de doble embocadura de origen indígena. La textura melódica se conforma con esas ondulaciones propias de las rocas del cañón utilizando el pitch bender o escalas cromáticas. Se trata de una obra que busca la simplicidad a la que se añaden algunos efectos de percusión muy localizados.


Pieza de pequeñas dimensiones en las que se "retuercen" los pads ambientada en músicas tradicionales polacas.


GADU (Gran arquitecto del Universo) en el mundo de algunas congregaciones iniciáticas se concibe un Dios creador del Universo.

 

Pretendía ser un proyecto más ambicioso, en realidad, era muy complicado sintetizar en poco tiempo todo lo que representa una creación de colosales dimensiones. Opté por una suite de cuatro pequeñas piezas concretadas en los cuatro elmeentos. A seguir:

 

• Obertura: aunque no está en las creencias de la masonería, algunos argumentan que nuestra civilización es fruto de otras civilizaciones más avanzandas. En esta obertura se presenta un dios menor que prepara u organiza el camino de nuestro planeta.

• Ritornello

• Agua: los delfines acompañan esta presentación en el lado animal. Le sigue el ir y venir de las olas del mar acompañadas por los instrumentos de viento madera.

• Ritornello

• Aire: las gaviotas sirven de nexo de unión entre este episodio y el anterior. En el lado humano, un recuerdo a Hiroshima con la marcha de los vientos metal.

• Ritornello

• Tierra: el aullido del lobo simboliza el mundo terrestre. La faceta humana viene representada por las máquinas (invetos del pequeño dios) acompañdas de la percusión.

• Ritornello

• Fuego: una cerilla es suficiente para destruir todo lo anterior, el fuego no es un invento humano, pero ha contribuído a la deforestación, la extinción de especies y el caos del ecosistema que había encontrado su equilibrio. Las cuerdas acompañan en tono dramático este devastador efecto de los incendios.


Glaciel skywalk: uno de los miradores más espectaculares del planeta se encuentra en Canadá.

 

Para tal evento no podía faltar un halo de romanticismo. La pieza se configura en varias escenas.

 

• el viento y las aves

• fanfarria que representa la majestuosidad y dimensión de un espacio grandioso

• allí donde el eco reina

• tema tocando el cielo

• un ángel canta

• tema de cierre (versión orquestal de la anterior)


El vacío de casi cuatro años sirvió para la recopilación y definición de nuevas ideas. En 2020 berekekê había publicado además "El correo del zar", un trabajo que pertenece más a su pasado que a su presente.


Arquitextura 2020 es un álbum de nuevas búsquedas en la composición y en el modo de afrontar y desarrollar ideas diferentes hasta las actualmente llevadas a cabo.
















 







sábado, 4 de septiembre de 2021

El correo del zar 2020

 



Aunque pueda parecer lo contrario, El correo del zar 2020 es un álbum que pertenece al pasado compositivo de berekekê. Es un trabajo que nace años antes y que se vio consolidado en dos mil y veinte.

El artista recurre de nuevo a la literatura para enlazarla con su amor por las músicas tradicionales. Inspirado en la novela de Julio Verne "Miguel Strogoff", berekekê realiza un viaje por la Rusia zarista en forma de banda sonora.

En esta época, el compositor siente la necesidad de incorporar instrumentos acústicos y fundirlos con las librerías de sonidos.


Es un tema con cierto toque marcial en el que predominan los instrumentos de viento metal.



Sigue la línea del anterior pero con un carácter más épico y un final a modo de himno.


En Strogoff, berekekê añade el acordeón, el domra y la balalika acústicas a las librerías de sonidos creando una atmosfera de música tradicional caucásica.


Es un tema muy del tipo banda sonora que termina con unos coros propios de la música popular caucásica


En "camino del Tomsk" el compositor vuelve a incorporar domras y balalaikas acústicas al fondo orquestal.


"Cabalgando en la estepa" es un tema para dos pianos.


El compositor recrea en esta pieza el carácter circense, bohemio y misterioso de la vida de los zíngaros.


Es una pieza pianística con toques de la música tradicional caucásica.


Un tema para piano, acordeón y clarinete. Hay que recordar que este álbum fue concebido en los años en que berekekê trabajaba en 9 momentos inolvidables + 1 sentimiento infantil 2016 que tenía esa formación de trío. La pieza tiene ese carácter propio de las músicas tradicionales caucásicas.


"El traidor Ogareff" tiene la estructura de "hermano y hermana" con el carácter misterioso del personaje de la novela de Verne.


Para este pieza, el artista funde el Ruan (guitarra china) con sonidos sintetizados y algunos efectos de sonido. La afinación de estos instrumentos no es exactamente la convencional debido principalmente al "bending".


Disputa telegráfica es un divertido tema en el que el autor representa a los dos periodistas que intervienen en la novela de Verne en pleno conflicto bélico. El telégrafo en el glockenspiell, el violín para el periodista francés y el violoncello para el inglés.


El compositor sintió una gran admiración por el Morin Khur, un instrumento tradicional mongol. La serenata siberiana infelizmente no pudo ser interpretada con este instrumento aunque respira el carácter del mismo en el celo junto al piano.


El artista consideró que era posible hacer una versión orquestal de Marfa o la patria rusa corespondiente a la pista ocho de este álbum. En esta versión, berekekê vuelve a recuperar el domra y la balalaika acústica.


El compositor dudó en ocasiones de publicar este álbum, consideraba que era una etapa pasada y realizó frecuentes arreglos de algunas de las pistas hasta quedar satisfecho con el resultado. A partir de este álbum, el artista comienza a dar protagonismo y voz a los instrumentos acústicos combinándolos coon las librerías de sonido.


El álbum no está disponible en ningún punto de venta o distribución, salvo en la Web oficial bajo pedido.





















.


















Plateroideología Deluxe 2020

 

Por las mismas razones que MIRADORES Deluxe y Siete piezas chinas Deluxe (ver post MIRADORES Deluxe), el compositor emprendió la revisión de Plateroideología 2006.


Las librerías de sonidos permitían un mayor realismo de algunos instrumentos implicados en la versión original.

Siete piezas chinas Deluxe 2019

 

Las mismas indicaciones que MIRADORES Deluxe siguieron a Siete piezas chinas Deluxe 2019 (ver post MIRADORES Deluxe)


Especialmente, para un álbum de estas características, berekekê encontró en las librerías de sonido un vasto campo de posibilidades de mejorar un álbum con una gran deuda a la tradición oriental.


Este álbum sólo está disponible bajo pedido en la Web oficial.


Web Oficial berekekê

MIRADORES Deluxe 2019

 

El último álbum original publicado fue 9 momentos inolvidables + 1sentimiento infantil 2016. El compositor comenzó a padecer una crisis creativa yun agotamiento de ideas. Tres años más tarde decidió hacer una revisión de sus primeros trabajos.


Los motivos de dichas revisiones son varios:

  • Mejora en la interpretación de algunas de las pistas.
  • Mejoras en la calidad sonora 
  • Incorporar instrumentos acústicos
  • Mejoras de las librerías de sonido.
  • Arreglos de algunas pistas.

Después de 9 momentos inolvidables... berekekê desconecta de las plataformas tradicionales de venta y distribución, considerando que se había hecho un flaco favor poniendo al servicio de éstas por unas miserables e irrisorias ganancias.

MIRADORES Deluxe 2019 sólo está disponible en la Web Oficial bajo pedido.



jueves, 2 de septiembre de 2021

9 momentos inolvidables + 1 sentimiento infantil 2016

 


En 9 momentos inolvidables + 1 sentimiento infantil 2016, el compositor se envuelve en una retrospectiva o balance de sus años de infancia y adolescencia.

Toma como formato nuevamente el trío: piano, clarinete y  acordeón, que ya había sido puesto en práctica con el álbum Cuaderno de campo: de marismas, ríos y mares 2011.

En la portada, realizada por el propio artista, incluye una foto personal de cuando era niño.


En "volando en bici", berekekê recrea uno de los momentos de felicidad de su etapa infantil. Aquella experiencia contrasta con la pista número tres. 


Según ha explicado el autor, adoraba la lectura y devoraba los libros, llegando a leer libros impropios como La Celestina o El Conde Lucanor. Su infancia transcurrió  llevando una vida casera a diferencia de los niños de su edad que pasaban el día en la calle jugando a la pelota u otros juegos infantiles. Su otra gran afición fue el dibujo. Los personajes de series o dibujos animados e incluso imaginarios eran recreados en caricaturas de bolsillo. "Libros y garabatos" recoge estas vivencias.



Como ya hemos adelantado, "clases de gimnasia ", era la antítesis de "volando en bici". Debido a una enfermedad congénita, tuvo que permanecer convaleciente y alejado del ejercicio físico hasta casi los catorce años. Las clases de gimnasia eran un tormento, viendo como sus compañeros practicaban deportes mientras que a él se le encomendaba recoger el material deportivo. Afortunadamente, la Educación Física ha cambiado en España y hoy los niños con algún tipo de discapacidad pueden realizar actividades acorde a sus dificultades y limitaciones.


El compositor encontró, o mejor dicho, sus padres, una alternativa en la música. En la rondalla escolar donde realizó sus estudios primarios, berekekê aprendió a tocar la bandurria gracias a un músico amateur, Don Pedro Álvarez Hidalgo. Aquella experiencia le sirvió para dar el salto al Real Conservatorio Manuel de Falla de Cádiz, en el cual cursaría sus años de piano. La bandurria, un instrumento de cuerda tradicional de España, abrió la puerta a la gran vocación de su vida.


Puerto Real, un pueblo de la provincia de Cádiz, fue el lugar que vio nacer a berekekê. En "recuerdos de un pequeño pueblo", el artista siente nostalgia de aquel pueblo de sus años de infancia y adolescencia del que hoy queda apenas un reflejo, sin personalidad y sumido en la nada. 


En "aquellos días de recreo", el compositor vuelve a sus años de escolar con los hermanos de La Salle.
Era un tiempo de regocijo, jolgorio frente a la dura jornada de los libros de estudio. 



La pista siete " Son gigantes, Sancho" corresponde al + 1 sentimiento infantil al que da título este álbum. El artista se consideró siempre un soñador, un romántico, idealista, ingenuo; sentimientos estos que duraron hasta bien pasada la adolescencia cuando muchos muros comenzaron a derrumbarse .Para ello, recurre al universal libro de Cervantes, Don Quijote de la Mancha en el capítulo que narra su lucha contra los molinos de viento.


En sus años de adolescencia, cuando cursaba estudios de bachillerato, el autor preguntó a su profesor de dibujo si creía en la existencia de Dios. La respuesta taxativa y aquel NO convencido, llevó a berekekê a un estado de abatimiento, ya que según él, sin la justificación de un Dios, ¿Qué sentido tenía la vida? Como casi en la mayoría de los de su generación, el autor sentía preocupación por las filosofías, las religiones y el sentido de la existencia humana. Sólo con los años y la madurez, aquella frase lanzada como quien lanza una piedra desde una honda, le sirvieron para llegar a la misma conclusión.


La pérdida de su padre supuso un duro revés para el compositor ya casi al final de su adolescencia. A él le debe su vocación musical entre otras muchas cosas.



Como hemos comentado, el compositor era un romántico, un idealista. El desengaño y los continuos fracasos e intentos de sus relaciones sentimentales le sumían en una gran depresión. Fueron en esos años cuando comenzaron a aparecer los fantasmas del suicidio.


Este es uno de los álbumes más personales del artista, que recurrió al formato de trío para encontrar esa intimidad de esos momentos inolvidables que guardamos de nuestras primeras etapas de vida.  Tras "9 momentos inolvidables +  1 sentimiento infantil" vendrá un agotamiento de ideas y de composición. 


































Arquitextura 2020

  Arquitextura 2020 es un álbum que rompe diametralmente con la trayectoria compositiva seguida hasta el momento por berekekê. Abandonando e...