jueves, 2 de septiembre de 2021

9 momentos inolvidables + 1 sentimiento infantil 2016

 


En 9 momentos inolvidables + 1 sentimiento infantil 2016, el compositor se envuelve en una retrospectiva o balance de sus años de infancia y adolescencia.

Toma como formato nuevamente el trío: piano, clarinete y  acordeón, que ya había sido puesto en práctica con el álbum Cuaderno de campo: de marismas, ríos y mares 2011.

En la portada, realizada por el propio artista, incluye una foto personal de cuando era niño.


En "volando en bici", berekekê recrea uno de los momentos de felicidad de su etapa infantil. Aquella experiencia contrasta con la pista número tres. 


Según ha explicado el autor, adoraba la lectura y devoraba los libros, llegando a leer libros impropios como La Celestina o El Conde Lucanor. Su infancia transcurrió  llevando una vida casera a diferencia de los niños de su edad que pasaban el día en la calle jugando a la pelota u otros juegos infantiles. Su otra gran afición fue el dibujo. Los personajes de series o dibujos animados e incluso imaginarios eran recreados en caricaturas de bolsillo. "Libros y garabatos" recoge estas vivencias.



Como ya hemos adelantado, "clases de gimnasia ", era la antítesis de "volando en bici". Debido a una enfermedad congénita, tuvo que permanecer convaleciente y alejado del ejercicio físico hasta casi los catorce años. Las clases de gimnasia eran un tormento, viendo como sus compañeros practicaban deportes mientras que a él se le encomendaba recoger el material deportivo. Afortunadamente, la Educación Física ha cambiado en España y hoy los niños con algún tipo de discapacidad pueden realizar actividades acorde a sus dificultades y limitaciones.


El compositor encontró, o mejor dicho, sus padres, una alternativa en la música. En la rondalla escolar donde realizó sus estudios primarios, berekekê aprendió a tocar la bandurria gracias a un músico amateur, Don Pedro Álvarez Hidalgo. Aquella experiencia le sirvió para dar el salto al Real Conservatorio Manuel de Falla de Cádiz, en el cual cursaría sus años de piano. La bandurria, un instrumento de cuerda tradicional de España, abrió la puerta a la gran vocación de su vida.


Puerto Real, un pueblo de la provincia de Cádiz, fue el lugar que vio nacer a berekekê. En "recuerdos de un pequeño pueblo", el artista siente nostalgia de aquel pueblo de sus años de infancia y adolescencia del que hoy queda apenas un reflejo, sin personalidad y sumido en la nada. 


En "aquellos días de recreo", el compositor vuelve a sus años de escolar con los hermanos de La Salle.
Era un tiempo de regocijo, jolgorio frente a la dura jornada de los libros de estudio. 



La pista siete " Son gigantes, Sancho" corresponde al + 1 sentimiento infantil al que da título este álbum. El artista se consideró siempre un soñador, un romántico, idealista, ingenuo; sentimientos estos que duraron hasta bien pasada la adolescencia cuando muchos muros comenzaron a derrumbarse .Para ello, recurre al universal libro de Cervantes, Don Quijote de la Mancha en el capítulo que narra su lucha contra los molinos de viento.


En sus años de adolescencia, cuando cursaba estudios de bachillerato, el autor preguntó a su profesor de dibujo si creía en la existencia de Dios. La respuesta taxativa y aquel NO convencido, llevó a berekekê a un estado de abatimiento, ya que según él, sin la justificación de un Dios, ¿Qué sentido tenía la vida? Como casi en la mayoría de los de su generación, el autor sentía preocupación por las filosofías, las religiones y el sentido de la existencia humana. Sólo con los años y la madurez, aquella frase lanzada como quien lanza una piedra desde una honda, le sirvieron para llegar a la misma conclusión.


La pérdida de su padre supuso un duro revés para el compositor ya casi al final de su adolescencia. A él le debe su vocación musical entre otras muchas cosas.



Como hemos comentado, el compositor era un romántico, un idealista. El desengaño y los continuos fracasos e intentos de sus relaciones sentimentales le sumían en una gran depresión. Fueron en esos años cuando comenzaron a aparecer los fantasmas del suicidio.


Este es uno de los álbumes más personales del artista, que recurrió al formato de trío para encontrar esa intimidad de esos momentos inolvidables que guardamos de nuestras primeras etapas de vida.  Tras "9 momentos inolvidables +  1 sentimiento infantil" vendrá un agotamiento de ideas y de composición. 


































Arquitextura 2020

  Arquitextura 2020 es un álbum que rompe diametralmente con la trayectoria compositiva seguida hasta el momento por berekekê. Abandonando e...